26.7.14

Boda de Laura y Guillem

Hoy os traigo una boda de cuento, de las que parecen sacadas de una revista y creemos que no pueden ser reales. Un lugar de ensueño, unos novios guapísimos y la lluvia que dio aún más encanto y romanticismo al momento. Pues sí, es real y es la boda de Guillem y Laura. Te invito a conocerles.

Ellos se casaron el 7 de septiembre de 2013 en Bigues i Riells, Barcelona. Para la celebración escogieron Can Ribas de Montbui, que cumplía sus dos premisas básicas: un sitio bonito, pero donde se comiera bien y tuviera cocina propia. Sin duda todo un acierto.
De la fotografía se encargó Alphelia Produccions, un estudio de Granollers que hace unas fotos preciosas con mucho carácter y que transmiten emociones.

El vestido de Laura era de Aire Barcelona, modelo Rais de la colección 2013, y sus zapatos de Doriani, fue amor a primera vista. Para el peinado eligió a su peluquera de confianza de toda la vida, quien le hizo un sencillo moño alto tipo bailarina acompañado de una diadema de brillantes de Thomás Sabo (prestada por su gran amiga Eli). 





Para el maquillaje también eligió a alguien de confianza, su buena amiga de la infancia Jenni, toda una profesional. Los tonos eran rosados y lilas, los colores de la boda. 


El ramo lo confeccionó Joan de Alphelia Produccions (el fotógrafo). No recurrieron al típico buquet, sino que optaron por algo mucho más original. Aún lo conservan seco y es un recuerdo precioso.

Una de las partes más divertidas y que más hay que disfrutar de la boda son los preparativos. No sólo del día en cuestión, sino durante los meses previos. Laura tuvo la suerte de contar con su madre y sus dos buenas amigas, Laura y Gemma, que fueron sus damas de honor. Las tres disfrutaron y vivieron todos los nervios y preparativos de principio a fin junto a la novia. 
Las damas de honor llevaban un ramillete en la muñeca a juego con el ramo de la novia. 



El novio llevaba un traje de la marca Caramelo, negro, sencillo y muy elegante, acorde con el estilo discreto de Guillem. El toque de color lo aportaba el prendido en tonos lilas y rosas. Los gemelos eran de Adolfo Dominguez y los zapatos de Martinelli.


La novia apareció en la ceremonia en un espectacular Rolls Royce blanco, perfecto para el entorno y el estilo de la boda, bajo una capa de lluvia y la atenta mirada de todos los invitados que se encontraban en una carpa en el jardín. De fondo sonaba She´s the one (Robbie Williams), un momento mágico y muy emotivo.
A continuación comenzó a sonar Someone like you (Adele) y Laura entró del brazo de su padre.
"Sin duda, otro de los momentos que todavía recuerdo con lágrimas en los ojos, pues no pude entrar acompañada de mejor persona que mi padre (al que adoro y admiro)."
La ceremonia se ofició en la propia finca, a cargo de un juez. Tanto la hermana del novio, Marta, como Carol, amiga de los novios, realizaron dos preciosas lecturas. Una ceremonia con muchísimo encanto, llena de detalles y en un entorno único.







Para la entrada de los novios al salón seleccionaron la canción de Bruno Mars Marry you y sorprendieron a todos los invitados  subidos en un triciclo, me encanta!!

Durante el aperitivo una solista amenizó el ambiente. El abuelo de Guillem, de 86 años, se animó a cantar 3 preciosas canciones en catalán con ella. Realmente, otro de los momentos que los novios siempre recordarán.
La decoración incluía muchas flores. Las mesas estaban presididas por tarros de cristal y los meseros, que eran unas sencillas pizarras donde los novios quisieron reflejar ciudades que tuvieran un significado especial para ellos. La mesa presidencial llevaba el nombre de París, donde fue su primer viaje como novios y donde comenzó a escribirse su maravilloso cuento juntos.
El baile lo abrieron con la balada I don´t want to miss a thing de Aerosmith que enlazaron con una coreografía con dos canciones más: Jump on it y otra de Gloria Estefan. Un baile muy divertido y animado.






El detalle para las mujeres fue una pulsera de cristalitos blancos, rosas y lilas con un charm de trébol de 4 hojas. Las pulseras se presentaron en una bolsa de organza de color lila.  Fueron elaboradas por un profesional que lo diseñó según sus deseos y quedaron encantados con el resultado. "Buscaba algo realmente útil y tras casi un año, veo que muchas de mis invitadas la llevan y me llena de satisfacción".

Para los hombres unos puros de chocolate. Además hicieron unas divertidas chapas diseñadas por ellos mismos que escogieron los invitados durante el cóctel.


"Mi boda fue un sueño del que no hubiera querido despertar nunca. Volvería a vivir ese día de nuevo sin dudarlo. Desde bien pequeñita había soñado vestirme de blanco y casarme con mi príncipe azul y lo conseguí! Me casé con mi príncipe Guille!!"


Consejo de los novios para las parejas que están preparando su boda: Desde el día de la pedida disfrutad de todo a tope!! Realmente lo que se vive con mucha intensidad son los preparativos porque al final, el día B, pasa en un instante. Es una etapa inolvidable que jamás se vuelve a repetir. 

Gracias por dejarme compartir una boda tan llena de encanto. Es un placer conocer a gente como tú, Laura. Desde el minuto uno colaboraste con todo, sin poner ni una sola pega. Espero que vuestro cuento de hadas no acabe nunca y vuestro matrimonio sea tan bonito como la boda. Espero celebréis muchos más aniversarios en París. Enhorabuena guapos!!


Fotografía Alphelia Produccions / Vestido Aire Barcelona / Zapatos Doriani / Traje del novio Caramelo / Zapatos del novio Martinelli / Ceremonia y Restaurante  Can Ribas de Montbui / Floristería  Alphelia Produccions

No hay comentarios:

Publicar un comentario