5.8.14

Boda de Azahara y Nacho

Hoy os traigo una boda que hace honor a la sección en todos los sentidos, una boda con mucho encanto. Una boda al aire libre, con una decoración muy cuidada, toda ella diseñada y colocada por los novios, en un entorno único. No os la podéis perder, es la boda de Azahara y Nacho.

La boda se celebró el verano pasado, el 31 de agosto de 2013, en Riaza (Segovia). Eligieron para la celebración el centro de Hípica La Vereda, dónde Azahara había sido alumna, por lo que el lugar tenía un significado muy especial para ellos. Las fotografías son obra de Daniel Piedrabuena. ¡Todo un artista! Estoy segura de que sus fotos os van a encantar, desde Bodas a Mares os animamos a que contactéis con él si estáis buscando fotógrafo para vuestra boda.

Nacho y Azahara eligieron una invitación digital para los amigos y otra en papel para los familiares. De las últimas se encargó la tía de Azahara, toda una experta del scrap que diseñó y elaboró la preciosidad que podéis ver en las fotos. El sobre además iba a juego con la caja de los anillos que os enseñaré luego.


Azahara encontró para su día el vestido en El Corte Inglés, de la marca Easy Wear. Buscaba un modelo que no fuese demasiado tradicional, más vaporoso y campestre. El resultado: Un vestido precioso, de gasa blanca y corte imperio con pedrería, que le quedaba estupendo. Los zapatos los encontró en Zapatino, una tienda de Colmenar Viejo dónde residen los novios: unas sandalias blancas, muy cómodas con cuña y tachuelas.
Del maquillaje y peluquería se encargó Masd´y Peluqueros, ubicada en Riaza cerca de la casa familiar. Su peinado lo completó una corona de flores de Tocados Pepa Ramirez y el velo era el mismo que utilizó su tía abuela cuando se casó.






La floristería de Esther, de Riaza, elaboró el ramo. También se encargaron de los de las damas de honor y del prendido del novio, todos ellos a juego con el ramo de la novia. Si os ha gustado su diseño, para que podáis encargarlo igual, os nombro las flores que lleva: Rosas, Gypsophila, Eucalipto, Astilbe, Escabiosa blanca y Astromelia blanca.(Gracias al papá de Azahara. ¡Sois un auténtico encanto los dos!)


Nacho encontró su traje en Calvin Klein, negro, entallado, con chaleco beige y corbata gris. Además llevaba unos gemelos de Emidio Tucci, regalo de su madre.




Para decorar el espacio de la ceremonia se decantaron por el color blanco y una inspiración campestre. Colocaron tiras de lazos blancos en las ramas del roble bajo el que ubicaron el altar y los invitados se sentaron en unas alpacas cubiertas con telas de sábana blanca. Estas telas tenían historia, ya que fue un regalo del tío abuelo de Azahara, que era sastre ¡y las guardaba desde hacía más de 30 años!
El camino hacia el altar lo cubrieron con pétalos en tonos rosas y, junto a éste, colocaron un farol, una jaula y un jarrón, todos ellos blancos, además de dos macetas con flores del mismo color. Y para completar la decoración, rodearon el lugar de la celebración con tiestos de flores, el camino que conducía al jardín lo decoraron con espigas doradas de avena para marcar el camino y del resto de la finca se encargó el padre de Azahara. Cómo buen Ingeniero Agrónomo alquiló setos y árboles para acabar de crear un espacio único. También colocaron unos graciosos espantapájaros a modo de bienvenida en la entrada del lugar del banquete.
El resultado: un lugar muy romántico, con un toque campestre, natural y totalmente personalizado.






Para guardar los anillos, como os comenté al principio, Azahara que es toda una manitas, decoró una caja de madera con las iniciales de los dos y en el interior colocó unas hojas de arizónica y una rosa roja.



Nacho esperaba en el altar cuando Azahara llegó en un precioso Jaguar rojo, acompañada de su padre, el mejor padrino para ese día. Empezó a sonar la música, la versión celta de Nella Fantasía, y comenzó a entrar el cortejo nupcial. Primero el niño de los anillos, a continuación dos niños tirando pétalos y justo antes de la novia las seis damas de honor, su hermana y sus primas. La novia bajó del coche y comenzó el camino hacia el altar.
En la ceremonia pronunciaron unas palabras sus madres y la tía de Nacho. Su hermano compuso un soneto con anécdotas de su infancia que hizo reír a la mayoría de los invitados.







Los detalles de los invitados, como no podía ser de otra forma, también eran artesanales. En la ceremonia entregaron unos pai-pai hechos con cartulina y palos de helado, además de unas sombrillas japonesas que Azahara regaló a sus seis tías. Y como detalle para los invitados pintaron unas pinzas de madera, con una pareja de novios. Con ella sujetaron unas fotos de la boda que se encargaron de imprimir la hermana y el primo de Azahara en una impresora que compraron para ese día. ¡Un detallazo! También repartieron puros y unas láminas de Riaza elaboradas a partir de unos dibujos hechos por su abuelo.


El photocall y el libro de firmas también fue obra de los novios. Unos diseños muy originales. Y de la tarta y la mesa de dulces se encargaron la tía y la prima de Azahara. En la mesa colocaron una jaula y, dentro de la ella, un libro precioso de scrap con fotos de todos los preparativos.



El baile lo abrieron con la canción de Marry Me de Train y a continuación sonó El Danubio Azul para que cada uno bailara con sus padres. Sonaron canciones de todas la épocas e incluso prepararon un karaoke para después del baile, ¡del que los invitados no querían despegarse!

"Fue un día inolvidable, mágico, emocionante y ¡fugaz! Pasó demasiado rápido".
Algún consejo para las parejas que preparan sus bodas: Haced lo que realmente deseéis para vuestra boda, que no os influya la opinión de los demás. Es vuestro día y debéis estar cómodos, seguros y felices de vuestras decisiones. Eso sí, intentad delegar el día de la boda.
Si optáis por buffet libre, como hicimos nosotros, debéis aseguraros que alguien sirve la comida en la mesa del buffet, ya que todos tendemos a coger más comida de la cuenta.


La sensación al hablar contigo, Azahara, ha sido como si te conociera de toda la vida, me has tratado como una auténtica amiga. Creo que tienes un encanto especial, sin conocerte en persona has sabido trasmitirme tu alegría y vuestro amor. Me gustan las personas que muestran una sonrisa tan sincera que traspasa las fotos. Espero que en la nueva etapa os vaya genial (también espero noticias vuestras desde allí). ¡Os deseo toda la felicidad y el amor del mundo!



Música de la boda: Nella FantasíaMarry me de Train / El Danubio Azul de Johann Strauss

Celebración Hípica La Vereda / Fotografía Daniel Piedrabuena / Vestido El Corte Inglés / Zapatos de la novia Zapatino  / Peluquería y Maquillaje Masd´y Peluqueros / Floristería Floristería de Esther / Corona de flores Tocados Pepa Ramirez Traje del novio Calvin Klein

3 comentarios:

  1. Gracias Elena. Ha sido un placer compartir contigo nuestra boda, un día inolvidable que tú has dejado aquí plasmado para siempre. Espero seguir en contacto contigo, has hecho muy fácil la comunicación.

    Un beso muy fuerte

    ResponderEliminar
  2. Por cierto, casualmente has publicado nuestra crónica un día especial para nosotros. Hace un año, a estas horas, Nacho me entregaba el anillo de compromiso en un precioso jardín de Venecia

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias a ti y a todos tus mails! Has hecho que escribir esta crónica haya sido todo un placer. Gracias a ese primer mensaje pidiendo permiso he conocido a una pareja encantadora. Me alegro de que sea una fecha tan especial para vosotros y que sigáis celebrando juntos muchos más aniversarios. No os libraréis de mi, que seguiré escribiendo de vez en cuando. Mua

      Eliminar