7.10.14

Feria De Boda - Valladolid

¡Hola marineros! Como muchos ya sabréis, estamos en plena temporada de ferias de bodas. Ayer os hablaba de la Feria Campanas de Boda y este fin de semana tocaba la Feria de Boda que se celebra en Valladolid y que va por su 16º edición.

Nosotros estuvimos allí a primera hora del sábado, ¡en cuanto abrieron sus puertas! La primera impresión fue un poco de desilusión, ya que esperábamos bastantes más expositores (había unos 70). Muchos restaurantes, fincas y hoteles, muchos fotógrafos y moda nupcial, pero en mi opinión faltaba más representación de otros muchos sectores. Si no hubiera sido porque Select Cars llevó todos sus vehículos, el pabellón hubiera quedado a medio gas.



En la feria sólo encontramos una floristería, La Jara. Eso sí el trato fue inmejorable. Cuando alguien ama lo que hace y lleva tantos años en el negocio, eso se trasmite. Supongo que sabréis de lo que hablo, esa sensación de estar ante una persona que es experta en su profesión, que habla con propiedad y hace que confíes, en unos solos segundos, en su palabra. Y ahora os cuento por qué. Hace algunas semanas contacté con quien creía que sería la florista de mi boda (prefiero no dar nombres) y me desilusioné un poco al hablar con ella sobre mi idea del ramo. A estas alturas ya deberíais saber mi amor por las peonias, mi boda es a finales de junio y estaba encantada porque no había problemas para encontrarlas. Pues me comentó que los tallos de estas flores son muy gordos, que las flores son muy delicadas y el ramo pesaría en exceso, que buscase otra cosa. Y en la feria me di cuenta de que eran todo tonterías. Posiblemente por desconocimiento, porque esta floristería está más acostumbrada a ramos más tradicionales y no cambia su catálogo desde los años 80 (cuando abrió). Pero gracias a las profesionalidad del personal de La Jara he recuperado mi ilusión, así da gusto.
Fuente: Flores La Jara
También he echado de menos más expositores de diseño y papelería. Únicamente estaban las chicas de Stop&Dream, que tienen unos diseños increíbles y nos sacaron un montón de presupuestos de diferentes modelos de invitaciones. Además tienen algunos detalles de boda personalizados como espejos o chapas. Espero poder enseñaros pronto algo de su trabajo.

Otra cosa que me sorprendió es la poca presencia de peluquerías y centros de estética, estaba Esther Vega Estilistas y Melanie Consejera de Belleza. Tampoco encontramos ninguno proveedor de autobuses para el traslado de invitados. Intentamos preguntar en el stand de Sermaolid pero sólo había una mujer, que estaba con dos chicas, estuvimos allí de pie 5 minutos y creo que durante ese tiempo desarrollamos la invisibilidad. Desde luego que no pretendía que dejase de lado a las personas que estaban atendiendo, pero sí esperaba un "Hola" o un "Esperad unos minutitos". Así que cansados de esperar, nos fuimos.

Eché de menos también pastelerías y empresas de dulces. Únicamente encontramos a Confitería de Boda, dedicada a los detalles de boda. También estaba Abali bodas, con muchos muestrarios de invitaciones y detalles para invitados. 

Eso sí, la mayoría de los restaurantes y hoteles que se dedican a la organización de bodas y eventos en la zona estaban presentes. Si os casáis y os coincide la feria con la época en la que estáis buscando un lugar para celebrar vuestra boda, os recomiendo que paséis por allí. Tendréis mucha información y descuentos por contratar en la feria. Aquí me gustaría mencionar el buen trato recibido por Privée Eventos, muy amables sin llegar a ser pesados.

Quiero destacar también el trato que recibimos en el stand de Mueka Fotografía y Vídeo. Al acercarse les dijimos que ya teníamos fotógrafo y, en lugar de apartarse inmediatamente como el resto de fotógrafos, nos hicieron una foto muy graciosa con unos sombreros en un photobooth. También se molestaron en preguntarnos si queríamos vídeo, cosa que íbamos buscando. Nos explicaron detenidamente todos los detalles de grabación, equipo, qué incluía el precio, extras del reportaje... Una información muy precisa y un trato muy, muy cercano. En definitiva, como se debe tratar a una pareja de novios que prepara con ilusión el día de su boda y no como si los novios sólo fuesen números y euros paseando por la feria. Gracias a todo el equipo de Mueka.

Me encantó también el stand de Dreamworld. Se dedican a la creación de muñecos personalizados a partir de un scaneado e impresión en tres dimensiones. La verdad es que el resultado es muy, muy chulo y sorprendente. Y esto es precisamente lo que busco cuando voy a ferias de bodas, cosas novedosas, que llamen la atención y con demostraciones. Esta empresa está situada en el Parque Tecnológico de Boecillo, está comenzando y desde Bodas a Mares queremos desearles lo mejor.

Otra cosa que hemos descubierto en esta feria es el "vino" de zanahoria de Artezana.  La empresa está situada en Portillo, elabora una bebida espumosa, dulce, con un toque frutal muy rico y suave, pero con 8'5º. A mi me encantó, estaba muy bueno, lo que dudo es de pueda ser considerado vino.

Recibimos muy buen trato también en Halcón viajes (Calle San Lorenzo, 4 Valladolid). La chica que nos atendió fue un encanto y lo hizo lo mejor que supo, pero lo cierto es que tampoco supo darnos demasiada información y casi tuvimos que indicarla nosotros más a ella que ella a nosotros.

Para acabar me gustaría contaros que Ernesto Terrón ha sido galardonado con el premio al Mejor Diseño de Stand 2014. Creo que ha sido merecido, porque estaba precioso. ¡Enhorabuena!
Fuente: Feria de Boda
ACTUALIZACIÓN: En este enlace podréis ver fotos de todos los stand de los expositores.

¿Estuvistéis allí? ¿Qué os pareció la feria?

Me encantaría conocer vuestras impresiones sobre la feria si estuvisteis allí. Espero vuestros comentarios.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada