30.10.15

Nuestra preboda

¡Hola de nuevo a tod@s! En primer lugar me gustaría pediros perdón por haber desparecido tanto tiempo del blog sin daros ninguna explicación. Como muchos de vosotros ya sabréis, mi vida está llena de nuevos proyectos, la verdad es que el 2015 no podría haberse portado mejor conmigo,  pero no os penséis que Bodas a Mares baja el telón, ¡que aún tengo muchas cosas que contaros por aquí!

Me gustaría enseñaros poco a poco algunas cositas de nuestra boda. Muchas de ellas no podía desvelarlas antes, porque eran sorpresa, así que ahora tengo luz verde!! También tengo algunos imprimibles listos para el blog, algunas ideas nuevas...

De momento empezaré por el día anterior a la boda... El viernes 26 de junio fue un día muy intenso, con preparativos, encuentros, prisas, nervios, pero también hubo tiempo para brindar y disfrutar.

Por la mañana estuvimos ultimando preparativos de la boda, fuimos a la Posada del Pinar a llevar decoración, concretar algunos detalles cosas, dejar la maleta para la noche de bodas... Y además nos vimos con Óscar de Discoshow Espectáculos que ya tenía todo listo para la boda y con él estuvimos ensayando algunos momentos importantes.

Después tocaba preparar mi casa para que todo estuviese a punto para la fiesta con amigos y familiares que celebramos por la noche. Contamos con la ayuda de Erika, Marta y Olaia (gracias pequeñas, fuisteis gran parte de la boda) que me ayudaron hasta el más mínimo detalle, y por supuesto mi familia: Mamá, Jorge, Lolo, Bego, Laura, los yayos, Pablo y ¡hasta Manchitas! Allí todos echaron un cable.

A media tarde nos preparamos y nos escapamos para disfrutar de algunos de los lugares más bonitos de Castronuño con Félix Faura (¡Qué grande eres!) mientras nos disparaba a través de su objetivo. Y ya sabéis que él ve mucho más allá, que sus fotos tienen alma, pero ahora también os puedo decir que nos hizo sentir como si estuviésemos sólos. El tiempo pasó volando, y el resultado podéis verlo vosotros mismos.






 


Cuando volvimos a casa ya había empezado la fiesta y fue en ese momento cuando desaparecieron los nervios. Os prometo que no volví a sentirlos hasta que no entré al salón para cenar en la boda... pero esa parte ya llegará, no adelantaré acontecimientos. 

Nuestros amigos y familiares fueron llegando poco a poco. ¡Fue una noche increíble! Gracias a tod@s los que ayudastéis a cumplir uno de mis sueños, porque nuestra boda no sólo fue el 27 de junio...







  

Antes de irme os dejo con algunas de las fotos que hice con mi cámara, nos son las de Félix pero dan una idea de lo mucho que disfrutamos!!












¡Hasta pronto!