7.7.14

Novias con velo

Para algunas novias es indispensable el velo para su gran día. Puedes optar por llevarlo por tradición familiar, eligiendo el que ya llevo tu madre o cualquier que haya ido pasándose de generación en generación. 
Hay muchas formas y largos diferentes que te ayudarán a completar tu look sea el que sea. Es un complemento muy femenino que hará que ese día te veas una novia de verdad y con él las fotos quedarán preciosas.

Hoy os damos algunos consejos y términos que debéis conocer para elegir el vuestro.


Elección 
Identifica el largo del velo que combine con tu vestido, altura, adornos y diseño general. 
El velo debe complementar el vestido, lo que significa que deberás elegir uno que no cubra y no desvíe la atención de los detalles de tu vestido. Por ejemplo, si en el corpiño de tu vestido están los adornos, diseños y detalles, evita elegir un velo que llegue hasta este punto.
Asegúrate que sea del mismo color que tu vestido. Lleva una pequeña muestra del material del vestido y una foto de él cuando vayas a comprar el velo. Sostén el velo con el material del vestido encima.

Tipos de velos según su longitud

- Velo catedral: Tiene una longitud mínima de 2 metros y medio. Excelente para bodas muy elegantes, con etiqueta rigurosa y muy glamourosas. Luce mucho en bodas de noche, aportando un estilo romántico. Va muy bien con los vestidos de cola larga y mujeres altas.
Pronovias
- Velo capilla:  Se caracteriza por llegar hasta el suelo y hace un efecto de cola ya que se extiende unos centímetros en el piso. Ideal para vestidos de cola mediana y bodas formales.
Pronovias
- Velo vals: Realizado en una sola capa de tela, su longitud va entre las rodillas y los tobillos. Para vestidos sin cola en bodas formales.
Light in the box
Medio velo o yema de los dedo: Es el más utilizado por las novias. Llevan una o dos capas de tela y tiene esta longitud cuando los brazos cuelgan relajados. Va muy bien con todo tipo de vestidos, mejor largos.
Jenny Joseph
- Velo de codo: Llega hasta la altura del codo, va a depender de la altura de la novia, pero debe de medir entre los 85 y 125 cm de largo. Va con todo tipo de vestido, pero si el traje es demasiado recargado o estilo princesa, este no es tu velo. Dentro de este tipo encontramos los velos tipo mantilla o amantillados.
Light in the box
- Velo al hombro: Es un velo tul hasta la altura del hombro.  Apropiado para las novias que se casan a plena luz del día. Va bien con vestidos cortos o palabra de honor. Si la novia quiere llevar cubierto el rostro, es recomendable que escoja un velo de doble capa y que se asegure que el tamaño sea el correcto, pues en el momento en que el novio le levante el velo y lo coloque hacia atrás de la cabeza debe tener una caída apropiada.
Jodie Chapman 
Velo corto o blusher: Llegará como máximo a 55 centímetros de longitud y de una sola capa. Es el velo que cubre la cara de la novia al entrar a la iglesia y puede usarse sólo o con otro velo para dar volumen. Si se usa sólo es encantador con vestidos cortos y un look años 20´s.
Pinterest
Velo francés:  Es un tipo de sombrerito pequeño o pieza de tul que puede ir  decorado con avalorios, pedrería, plumas o solo en  una tela asimétrica tipo cancán o de red sujeto con una peineta u horquilla. Dentro de estos podemos decantarnos por los tocados o velos birdcage.
Pinterest
Consejos
- En una boda civil no deberías llevar velo, pero esto es sólo protocolo y si tú decides llevarlo, estará bien.
- Un velo de novia con cristales puede provocar reflejos y dañar las fotos de la boda. Los velos con pedrería mejor en bodas de tarde-noche.
- Si el vestido de novia es muy elaborado lo más adecuado es que lleven un velo de novia sencillo. Si el vestido de novia es sencillo pueden llevar un velo de novia más elaborado.
- Si vas a llevar la cara cubierta, lo mejor es ensayar antes de la boda para ver si es lo suficiente largo para pasarlo atrás de la cabeza sin problemas.
- El velo suele quitarse pasada la ceremonia civil.
- Llevar o no llevar velo debe ser siempre una decisión de la novia.

Fuente: 

No hay comentarios:

Publicar un comentario