22.2.15

La boda de Marta y Víctor

Hoy volvemos a mi tierra, a Castilla, esta vez a Salamanca para acudir a una boda de cine. Estos novios vivieron un día lleno de sorpresas, de emociones y de momentos únicos. Nos vamos a la boda de Víctor y Marta.

Esta pareja se casó el 20 de septiembre en la Capilla del colegio Sagrada Familia de las Siervas de San José y después lo celebraron en su propio restaurante, Los Jardines de Utrera. Un lugar ideal para celebrar vuestra boda con muchísimo encanto y en el que ningún invitado se irá con hambre.

De la fotografía se encargó Angular, unas fotos preciosas en las que se captan todas las emociones y sentimientos.

Las invitaciones de la boda las realizaron en Easycards personalizadas por ellos mismos. Colocaron unas fotos de su infancia y una actual.


Marta encontró su vestido en Pronovias, el modelo Landel. Desde siempre tuvo claro que el vestido sería de esta marca, incluso el estilo que quería. ¡Sólo se probó tres! De corte sirena pero no excesivamente ajustado y con un escote precioso. Los zapatos los compró en la zapatería de El Corte Inglés, unos Pep Toes en color rosa palo. Como complementos llevaba unas horquillas prestadas por una amiga y unos pendientes de oro blanco.

El peinado y maquillaje se lo realizaron en Lourdes Tendero, su peluquera habitual. Al conocerse, Marta le dio libertad total y no tardó en encontrar lo que estaba buscando.

El ramo lo encargaron en el Vivero Hiperjardín - Salas Bajas, de rosas, paniculata y también la flor que predominó en la decoración de la boda que fue el Astilbe. En el ramo llevaba un camafeo con la foto de su abuelo.

Víctor compró su traje en Ara, una tienda de Salamanca. ¡Y estaba guapísimo!

Para los anillos y las arras Marta realizó un corazón y un saco de tela para colocarlos. Las niiñas de las arras también llevaban un ramito de astilbe a juego con el suyo.

La ceremonia tuvo lugar en la capilla del colegio donde estudió Marta, un lugar muy especial para ella, que le evocaba muchos recuerdos de infancia. 
Marta entró en la capilla de su colegio agarrada del brazo de su padre y sonando la canción de Hasta mi Final de Il Divo cantada por los el coro que contrataron y deseando ver a Víctor. Fue una ceremonia distinta, divertida y la cercanía del cura hizo que los nervios se disiparan. Además su hermano les pronunció unas emotivas palabras. 



Los novios decidieron hacerse las fotos otro día para no perderse nada de la boda, así que fueron directos a Los Jardines de Utrera para el banquete. Comenzó con un cóctel con aperitivos y además mesa de cervezas de importación, mesa de quesos, mesa de patés, cortador de jamón y una barra de cocteles y mojitos en directo. ¡Menuda forma de empezar!

Para el menú eligieron Almejas a la Marinera, Merluza Rellena de Gulas y Gambas, Sorbete de limón al Cava, Paletilla de lechal al horno y Fajin de chocolate con vasito de tiramisú y helado de leche merengada. ¡Qué rico!



Ya os comenté al principio de la crónica que esta boda era de cine, y es que estos novios aman el Séptimo Arte, así que hicieron un guiño a su afición con algunos detalles de la boda. Por ejemplo la minuta, los nombres de las mesas o el seating plan.


Durante el banquete los novios contrataron la animación de LM Eventos para que se encargaran de los niños y todos los invitados disfrutasen de la comida.

Además hubo muchas sorpresas. Los novios entraron al salón con un vídeo sorpresa, un camarero les cantó un bolero y los invitados realizaron un flashmob con la canción "Feel this moment"!!


La tarta de fondant también estaba inspirada en el cine. Un verdadera obra de arte de Confitería Santa Lucía.


Me ha parecido muy original la forma en la que estos novios hicieron su libro de firmas. ¡Cogieron cantos y los invitados firmaron en ellos!

A los invitados les entregaron varios detalles: a las mujeres un jabón que iba presentado sobre un palet de madera y una toalla pequeña; y a los hombres botella Mini Black de Freixenet. Los prepararon los días anteriores a la boda y los dejaron ya colocados en las mesas de los invitados, así los padrinos se ahorraron el reparto.


Para el momento del baile escogieron un remix de canciones que comenzó y terminó con la canción de Dirty Dancing seguido de dos vídeos sorpresa. Uno fue gracioso y otro más emotivo de su padre cantando una sevillana.

Durante el baile pusieron Candy Bar, fuente de chocolate, recena (un poco de todo para picar algo) y una mesa de batidos y frutas para refrescar. Duró hasta las 3 de la mañana desde el mediodía que comenzó la boda.


"Fue una boda de locura, con sorpresas a cada rato haciendo que fuera un sube y baja de emociones de sonrisas y lagrimas. Es cierto que nosotros teníamos muchas sorpresas y detalles preparados... pero los invitados con nosotros no fueron menos."

Algún consejo para los novios que preparan su boda: Disfrutad de los preparativos, preparadlo todo con el corazón y ese día estad tranquilos para disfrutarlo al máximo.

..........

Canciones de la boda: Bendita la luz - Maná / Hasta mi final - Il divo / Robarle tiempo al tiempo - Café Quijano / Bonfire heart - James Blunt / Cosas de la vida - Eros Ramazzotti / Amor de San Juan - Niña Pastori.

Fotografía Angular / Restaurante Los Jardines de Utrera / Vestido Pronovias / Zapatos El Corte Inglés / Peluquería y Maquillaje Lourdes Tendero / Invitaciones Easycards / Animación LM Eventos / Tarta Confitería Santa Lucía / Flores Hiperjardín - Salas Bajas 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada